Día de la MUJER

WOW_band_pic2

Hoy es el día de la mujer a nivel mundial y como no puedo con mi genio me pareció el momento exacto para opinar sobre el tema. Curiosamente durante el “cafecito de la tarde” surgió el tema (como no podía ser de otra manera  todo ocurrió en una mesa en la cual yo era la única mujer …. ahhh ingeniería de mi corazón … felizmente ya estoy acostumbrada), entonces las opiniones empezaron a fluir: “el día de la mujer es sólo una convención social”, “las mujeres deben ser felicitadas y tratadas con respeto todos los días no sólo hoy”, y nunca falta “pero no es que estamos en un mundo con igualdad de sexos, y quién felicita a los hombres??” (btw si existe el día del hombre … yo creo que lo pusieron ante tanto reclamo … =) … en fin). Todo el asunto me hizo pensar en qué significaba para mi el día de la mujer.

Verán jamás lo vi como un día en el que los hombre a mi alrededor tuvieran que tener atenciones especiales conmigo, ni tender alfombras rojas, ni pétalos de rosas, ni regalos, ni que ese día se convirtieran en “caballeros de armadura” o “príncipes azules” … y mucho menos … eso me suena más al día de los enamorados (sorry pero es asi). Por el contario siempre pensé en el día de la mujer como en un día para la mujer, me explico, actualmente el mundo está tan loco … no para ni por un segundo … es casi como si las responsabilidades te arrastraran yendo de un lado para el otro … corriendo todo el tiempo (#AtletasPorNecesidad) algunos dirán:”Eso pasa con todo el mundo: hombres y mujeres”. Cierto. Entonces he agregar que las mujeres tenemos esa característica innata de “malabaristas”(“multitasking” para los informáticos y “multithread” para los más especiales) siempre queriendo hacer de todo, en todos los perfiles posibles de la naturaleza humana, tanto es así que creo que el día de la mujer es aquel día en el cual el mundo se pone de acuerdo para que de alguna manera algo te fuerce a parar un segundo, ya sea porque en la cafetería el que atiende te deseo feliz día, o porque alguien te abrió la puerta hoy y pensaste: “Y este qué tiene??? q pasó???” o porque de pronto alguien a quien llamaste por trabajo te contestó excesivamente paciente y amable y te pareció extraño … en fin … lo que sea … siempre existe alguna forma en la que el universo te hace saber que es el día de la mujer … y por fin paras un segundo … respiras … miras alrededor … saboreas tus triunfos … te los reconoces … valoras tus luchas (no sólo los resultados sino el proceso) … te das cuenta de TODO lo que haces día a día, de cómo influencias la vida de las personas que te rodean … en fin en ese momento tú misma te puedes felicitar y decir: “Eres una mujer increíble, te mereces lo mejor todos los días de tu vida, así que nunca te conformes con nada menos … despierta y date cuenta de lo que vales” … y sinceramente no creo que haya reconocimiento mayor que el que viene de ti misma seguido por el que viene de aquellas mujeres de tu vida que te influenciaron y te ayudaron a construir el ser humano que hoy eres.

Una mujer es loca, atrevida, soñadora, decidida, ambiciosa, fuerte, valiente, apasionada, inteligente, luchadora, cariñosa, dulce, verdadera, realista, pensativa … en fin … es complicada pero tenemos tantas cosas en la cabeza y en el corazón todo el tiempo que realmente creo que si somos malabaristas (y de las buenas eh!! Algunas categoría Cirque do Solei =S) y por eso es genial que una “convención social algo machista” nos sirva para mirar hacia adentro y sorprendernos de nosotras mismas.

Termino este post compartiendo uno de los mejores recuerdos que tengo de esta fecha (probablemente el único que mereció que recordara que fue en el día de la mujer): era un día normal en la oficina, todo el mundo trabajando en sus cosas como locos, recuerdo que teníamos varias reuniones y debíamos presentar los avances del proyecto, además alguna documentación y propuestas … en fin “busy day” de pronto llegó la chica que practicaba con nosotros por aquel entonces, tenía flores en la mano, recuerdo que pensé “será su cumple??? rayos!! espero que no y que sea un aniversario de enamorados … por favor Dios que no me haya olvidado de su cumple” … entonces ella se acercó me saludó y extendiendo los brazos me dio un abrazo y me dijo “Feliz Día de la Mujer” y me entregó las flores. Para sorpresa mía agregó:”Mira en verdad eres increíble … no nos llevamos muchos años y veo todo lo que ya hiciste … te admiro y haré mi mayor esfuerzo para ser igual que tú”, no miento me emocionó mucho, pero pude responderle:”Gracias por este gesto, pero no estoy de acuerdo con lo que haz dicho, pon tu mejor esfuerzo, si, pero sé mejor que yo”. Lo dicho creo que lo mejor que tiene esta conmemoración es eso: hacerte recordar.

110308_102207