Un día de “Murphy”

Más de una vez me ha pasado, despiertas temprano (como pocas veces la alarma del celular sonó y le hiciste caso … curioso pero no hay porqué alarmarse) tienes todo organizado: las cosas a revisar en el trabajo, las cosas que vas a investigar para llenar los tiempos, las reuniones organizadas, y la clase preparada. Todo con el timing perfecto, pero … nadie sabe cómo …. de pronto lo sabes …. este día será terrible. Pero como eres optimista y crees en el poder de la mente … te mentalizas positiva, te sacudes de esas “malas sensaciones” y acallas tu décimo sentido.

El día empieza, la clase va genial, los alumnos se ríen, participan, preguntan, todo genial, de pronto antes de entregar las prácticas todo empieza: “rayos nunca envié el archivo con la fórmula para la nota de los controles” y aunque sabes que puedes confiar en quien la corrigió, la sombra de “cierta ocasión” se apodera de tu mente. De pronto el tiempo parece volar y te encuentras haciendo 3 cosas a la vez mientras la clase admira y aplaude tu perfil de juggler. Sin embargo, un comentario queda sin responder, alguien se retira deprimido creyendo que lo odias por no sacarse 20, entonces … lo sabes … todo empezará a caer, es un día de Murphy.

En muchos otros contextos la gente lo llamaría karma, malas vibras, energía negativa, mala suerte, y no se qué tantas otras cosas … sin embargo en ingeniería hay algo que nos mencionan desde los primeros ciclos y es a odiar a nuestro querido amigo Murphy y su dichosa ley:”If anything can go wrong, it wil“. De pronto aparecen reuniones no planificadas, se postergan los almuerzos, llegan las preguntas incómodas, te hacen notar un deadline que debiste tener en cuenta desde el inicio, te olvidas el USB, llueve, te llaman egocéntrica y ni tu celular hace lo que quieres, y aunque sabes son tonterías no puedes evitar que te fastidie y hasta eso te fastidia … conclusión: empieza el círculo vicioso … aish!

En resumen, todos tenemos cada cierto periodo de tiempo un día de Murphy, lo bueno es que no suelen venir tan seguidos, su esencia de divos no puede permitir que te acostumbres al infortunio. Entonces, si como yo has tenido un día así, llega temprano a casa, ponte tu pijama favorito, haz catarsis de la forma que puedas (te recomiendo postear algo en tu blog =P ) y cruza los dedos para no sufrir de insomnio y terminar pronto el día.

Definición:

Día·de·Murphy [díademurfi]: (expresión) día inexplicable y perfectamente orquestado por una concatenación inaudita de sucesos desafortunados, depresión extrema, y/o cuestiones existenciales. Día en el que el universo se confabula en tu contra. Sin importar qué día sea siempre tendrá la sensación del primer lunes después de las vacaciones de fin de año.

Para más información: