Stereotypes … la era del etiquetado?

Etiquetas, o Labels, en general los hay para la mayoría de cosas y por supuesto tienen mucho de positivo, nos sirven para clasificar, ordenar, identificar características comunes, y como diría un amigo “nos hacen la vida más fácil de cuando en vez”, pero … hay un pequeño detalle, simplemente no entiendo cuál es la obsesión de las personas de aplicarlos en aquellos seres respirantes denominados humanos que andan a su alrededor. Y es que, sólo para despejar algunas dudas que puedan surgir sobre mi postura frente ha este fenómeno social, soy contra estereotipos!(por lo menos en este contexto) Y aunque soy usuaria asidua de la practicidad, en estos tiempos no me parece que el proceso de etiquetado sea transferible al género humano. Mmmm … alguna duda acerca de si esto es cierto? ok … veamos responde a estas preguntas simples
– Puedes definir: “nerd”, “popular”, “emo”, “hueco”, “geek”, “loco”?
– Hay alguna persona en tu entorno a la que llamen así?
– Alguna vez haz escuchado que presenten a alguien como el X del grupo? Donde X puede ser: “deportista”, “chancón”, “figureti”, “rebelde” o simplemente “raro”

Bueno si las respuesta que obtuviste fueron afirmativas, me es lamentable comunicarte que aunque podrías creer que esta realidad es totalmente ajena a ti resulta ser tan familiar que ni siquiera te permite darte cuenta de que sucede a tu alrededor.

[Day Forty-Eight] Labels.

Lean la descripción de la foto en Flickr y se sabrán la historia

A lo largo de mi vida he escuchado muchas etiquetas pero la más frecuente definitivamente ha sido la de “nerd“, y no necesariamente porque me la hayan puesto, la verdad si fue así ni me enteré, sino porque es una de aquellas a las que la gente más le teme, es realmente increíble casi llega al nivel de estigma. Especialmente los jóvenes se cuidan de esta etiqueta como si fuera una mancha en su CV. Un experimento corto para probar esto es identificar a algún amigo que sea aplicado en sus estudios y a la vez divertido, luego acercarte a su grupo de amigos y suelta el comentario de “si pero es un nerd no??” si obtienes cruces de miradas seguidas de “no nada que ver”, “estas loco”, “él es normal” o cosas por el estilo, ya sabremos que en realidad es un estigma, y en algunos entornos incluso puede ser hasta considerado una ofensa, existe gente con pensamiento extremista en donde menos lo esperamos.

Alguien alguna vez me preguntó porqué estaba tan en contra de los estereotipos y los consideraba tan negativos si es normal identificar las características presentes en las personas, me dijo que es algo normal, es más recuerdo que lo buscó en el diccionario de la RAE donde se cita: “Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable.” Entonces sólo pude responderle la verdad, por más contradictoria que parezca a primera vista, y es que “No estoy en desacuerdo con los estereotipos ni con identificar las cualidades y defectos de las personas que nos rodean, sólo estoy en desacuerdo con cómo aplicamos estos estereotipos”. Hace mucho tiempo un poco de análisis me hizo darme cuenta de que lo peor de los estereotipos sociales es que los aplicamos de manera restrictiva, es decir ya dejan de ser cualidades o defectos que forman parte de la personalidad de alguien para convertirse en agentes limitantes, y a veces hasta mutilamos nuestra percepción acerca de las personas a las que les imponemos estos criterios.

what they say about me

Volvamos a un estereotipo conocido, esta vez el contrario del nerd, vamos a hablar del chico o la chica “popular”, otro de los estereotipos por excelencia, generalmente lo asociamos con los deportes, las fiestas, la moda … Pero también hay defectos, por ejemplo algunos creen que la gente “popular” es creída, figureti, elitista en muchos casos, egocéntricos, abusiva, poco inteligente, y hasta manipuladora entre mucha otras cosas más. Si pensamos un poco más vamos a llegar a la conclusión de que, si bien pueden existir personas que tienen este perfil a la medida, muchas otras que llevan la etiqueta encima tienen menos de 5 coincidencias con lo descrito. Y es que porqué una persona que es popular no puede ser aplicada en los estudios, amable, sencilla y generosa, qué hay de malo? Nada! Sin embargo, a mucha gente le sorprende encontrarse con alguien así porque no es lo que esperamos cuando nos dicen que alguien es popular.

Y es que imponemos restricciones asociadas al estereotipo en lugar de hablar de la persona, y no sólo subjetivas, en los casos de los estereotipos más populares incluso llegan a ser características físicas: por ejemplo el uso de lentes en los “nerds”, el mal sentido de la moda en el caso de los “raros”, el cuerpo atlético en el caso de los populares, y varios más. Entonces de qué se trata? pues para mi el mundo es lo suficientemente ancho y ajeno como para que puedan haber personas con todo tipo de personalidades. La costumbre de etiquetar o clasificar a las personas probablemente seguirá existiendo como parte del proceso de identificación de nuestro entorno pero creo sinceramente que el secreto para lidiar con ellas es no embotellar a las personas como si fueran salsa de tomate. Quiero decir que si vamos a usar estereotipos para identificar características en la personalidad de quienes nos rodean no existe ningún factor por el cual una misma persona no pueda tener más de una etiqueta, no?  Así, un nerd puede ser un deportista, o un excelente bailarín, uno de los más sociables, e incluso ser un chico popular.

En realidad todo el tema de estereotipos o como lo suelo llamar cariñosamente: “etiquetado” ya ha dejado de ser un fenómeno social secundario para convertirse en uno de los más fuertes. Y es que en realidad la manía de usar las etiquetas para encasillar a las personas es un fenómeno mundial que tiene ya tanto tiempo que hasta forma parte inherente de nuestra propia personalidad. Sin embargo, algunas cosas parecen ir cambiando, creo que estamos en medio de lo que he llamado “la venganza del etiquetado”, aquel fenómeno social mediante el cual se busca dar un vuelco de 360 grados a varios de los estereotipos que la sociedad puede tener por medio de la exposición de la persona que los lleva. Una idea muy inteligente debo admitir, ya que en la mayoría de los casos las etiquetas sobreviven gracias al “desconocimiento de las personas” que los llevan, no etiquetamos a las personas que realmente conocemos, sino a aquellos de los cual conocemos en muy pocos aspectos.

Sólo para demostrar que el fenómeno existe demos un vistazo a nuestra querida TV, cronológicamente hablando tenemos:

  • 1999 contra la etiqueta de fea y nerd tenemos a “Yo soy Betty, la fea” una telenovela colombiana que no sólo generó un gran éxito en latinoamérica sino que se dobló y emitió prácticamente en todo el mundo.
  • 2002 en una esquina venezolana contra la etiqueta de gorda tenemos a “Mi gorda bella” una telenovela venezolana transmitida en varios países de latinoamérica y hasta en Malasia y a punto de hacer un remake en México. Acerca de este mismo estereotipo también existe una película llamada Phat Girlz la cual tuvo bastante éxito en USA en el año 2006.
  • 2007(wow hace 3 años ya …) tratando de relatar el estereotipo de nerd tenemos a “The Big Bang Theory” una serie que hasta el momento ha tenido un éxito rotundo e incomprensible para muchos, pero que simplemente ha logrado revertir en gran medida el rechazo que se tenía hacia esta etiqueta, tanto asi que hay mucho que hasta sueñan con ser como el PhD. Sheldon Cooper, o fanáticos que usan merchandizing de la serie por doquier (en serio había que ver a uno de los alumnos de IC con su polo el día el examen parcial, y peor a la profesora queriendo preguntarle dónde lo consiguió!! Jejeje)
  • 2010 Aunque reconozco que no la veo mucho la serie “Los caballeros las prefieren brutas” se propone tratar el tema de que las mujeres inteligentes y exitosas no son ni frías, calculadoras ni sólo viven para el trabajo sino que también pueden ser divertidas y buenas compañeras. Ojalá lo logre.
  • 2010 con 4 nominaciones al Globo de Oro y ganando en la categoría de mejor elenco de comedia, la serie del momento “Glee“. Esta serie trata  temas trascendentes tales como: autoestima, presión de grupo, etc. con un toque musical que ha tenido éxito. Además la mezcla de diferentes personajes, cada uno dueño de un estereotipo diferente, la hacen propicia para el tema de hoy.

Para terminar el tema, es importante recordar que los seres humanos somos tan complejos que el abanico de posibilidades para que cada cual tenga uno u otro rasgo reconocible en su personalidad es muy, pero muy grande. A eso debemos agregarle el hecho de que aunque sepamos exactamente cuáles son todas y cada una de las características que puede tiene un solo ser humano como parte de su personalidad las probabilidades de que sean apreciadas como rasgos mayoritarios son prácticamente aleatorias, pues dependen de diversas variables contenidas en el arbitrario concepto de “contexto”. Y sólo para terminar de cerrar la idea, aunque todo eso lo pudiéramos modelar de alguna extraña y retorcida forma aún nos falta la estrella de la noche: los seres humanos aprendemos, nos movemos, no somos de naturaleza estática, ni siquiera somos planos en nuestros estados de ánimo, mucho menos nos encasillamos en un sólo tipo de acción o reacción. Menudo problema verdad? yo no lo intentaría de propia voluntad pero si me viera forzada a tener que estimar una dificultad para el mismo diría “NP-Hard” … definitivamente un problema de análisis combinatorio de muy alta complejidad … tan alta que incluso recuerdo una broma en TV acerca de eso. Ahora, si alguien se anima ha platear el modelo del problema me avisa para encontrar el caso contrario. =P

Don't Label Me!

Advertisements